Autoconocimiento, Meditación, Relaciones, Salud

Mi introducción al Mindfulness

mindfulness-575x640Estuve leyendo el Libro “Mindfulness para el Liderazgo” de Janice Marturano durante al menos 2 meses. Demoré harto porque me quedaba dormida mientras leía. Suelo leer antes de dormir, por lo tanto no me quejo, ya que de todas maneras en un buen sonmífero. Como este post no es para el resumen del libro, les cuento que a grandes rasgos muestra cómo los líderes que practican el Mindfulness, logran que los colaboradores de las empresas en que trabajan, se sientan más a gusto en sus labores, porque son considerados como personas y no como elementos productivos.

Hace unas semanas mi hermana me envió un pantallazo de una página web donde ofrecían un curso llamado “Mindfulness para el Autocuidado y el Trabajo” justo en Concepción, la ciudad en la que vivo. No lo pensé mucho y me inscribí. Pedí el día viernes a cuenta de mis vacaciones acumuladas, por lo que pude asistir libremente.

El curso comenzó a las 11:00 hrs el día viernes 31 de agosto. No sabía muy bien a qué me iba a enfrentar, tampoco conocía al resto de las personas que asistieron, así que fue un desafío. Me tocó presentarme y no sabía muy bien qué decir. Reconozco que en ese tipo de situaciones me pongo nerviosa. Titubeé, pero el fondo de mi presentación era que había tomado el curso porque estaba cansada de la rutina del trabajo, que el estrés permanente de la productividad y la falta de espacios para pensar en mí misma eran escasos, sentí que debía buscar alguna forma de reencontrarme conmigo y con mi interior. Algo así quise decir, aunque no se entiendera mucho XD.

En las dos jornadas que duró (31/08 y 01/09) la profesora, Ps. Francesca Nilo, nos enseñó a meditar con los ojos abiertos, en conciencia y atención plena. Cuesta explicarlo a quienes no saben nada de esto. La idea es lograr concentrase en la propia respiración, en tener conciencia de nuestra existencia durante un periodo de tiempo no menor (5 minutos, 10 minutos, 15 minutos o 20 minutos), de nuestro propio ser y estar, sin dejarnos influenciar por los ruidos exteriores y mirando algo no específico hacia el frente.

Yo pensaba que meditar era ponerse en la posición de loto, manos mirando hacia arriba con los ojos cerrados y dejar la mente en blanco. Incluso pensé que se decían mantras (ommmm o algo así). Varios de mis compñaeros pensaban lo mismo. Había “intentado” meditar antes de este taller y según yo, no me resultaba porque siempre llegaban ideas, pensamientos, recuerdos o lo que fuera y me desconcentraba. Entendí que estamos acostumbrados a siempre estar pensando, que nuestra cabeza está en permanente movimiento y es justamente por ello, que no somos capaces de centrarnos en nosotros mismos y muchas veces nos volvemos automáticos en las actividades. ¿Les ha pasado que manejan hacia su casa y no recuerdan cómo fue el camino? ¿O que se encuentran comiendo algo que dijeron que no iban a comer? Hay muchos ejemplos que podría dar con respecto a la automatización de nuestras actividades.

La meditación que nos enseñó la profe, se hace con los ojos abiertos, de modo que podamos tener clara certeza de que estamos concentrados en la meditación y no pasando a un estado semi onírico. Al cerrar los ojos, pareciera que podemos imaginar más cosas, que con los ojos abiertos. Y además, la idea de hacerlo de esta forma es que podamos meditar en cualquier parte y si no es meditar como tal, al menos poder darnos espacios de conciencia plena estando sentados en la oficina, en la micro, en la plaza, en el gimnasio… donde sea que queramos.

¿Cómo llegué a involucrarme en el Mindfulness? Aunque suene a cero relación, la tiene: cuando decidí ampliar la casa el año pasado (creo que lo he mencionado en muchos de mis posts), tomé como ley que no iba a guardar en el nuevo espacio nada que no me gustara y que iba a deshacerme de todas las cosas innecesarias de casa. Leyendo y viendo videos de minimalistas y gente que ha decido despojarse de los malos hábitos (entre otros temas), empecé a enlazar el hecho de que vivir con menos cosas, me permite más tiempo para mí, porque hay menos que ordenar, menos que mover, menos que limpiar, etc… y por lo tanto, en ese tiempo que logré tener disponible para mí, aparte de leer y hacer cosas que me gustan, también debía enfocarme en el autoconocimiento, en mi salud, en lo quiero hacer realmente por mí misma y la meditación, específicamente el Mindfulness, me sirve para eso.

El curso fue intenso, porque creo que meditamos alrededor de 4-5 horas en total. No fueron seguidas, sino que eran parcializadas. Pude conocer realidades de otras personas que buscaban en el Mindfulness una vía de escape a sus problemas. Se logró un ambiente super íntimo y cargado de energía de la buena. Puedo decir que vale la pena reunirse con gente que está en la misma frecuencia que uno, porque habitualmente la gente con la que uno se rodea, está siempre quejándose, de mal humor o no empatiza con los problemas que uno puede tener en algún momento.

Cerrando el tema: había sido escéptica toda la vida y a medida que voy conociendo el mundo holístico (o como se llame) me acerco a esas energías en las que decía creer y que no conocía, pero que de alguna forma ahora se están manifestando… esto será tema de otro post.

Si tienen oportunidad de hacer algo como esto, se los recomiendo 100%.

 

La imagen la tomé de este enlace: https://www.waltonpalmer.com/noticias-destacadas/mindfulness/

 

1 comentario en “Mi introducción al Mindfulness”

  1. 😊 cuando uno se acerca a este tipo de experiencias Cambia tanto la perspectiva y ayuda a procesar la vida de una manera diferente. Además que mientras más vas por ese camino, más cosas de ese tipo atraes y vas conociendo. Todo ayuda. Yo siempre he tenido tendencia hacia el lado más gris de las cosas (perspectivas más negativas quizá?) lo bueno es que hoy en día las identifico y conscientemente trato de cambiar el Switch para contrarrestar eso. A veces es más difícil pero casi siempre se puede lograr algo así como “mantener el corazón en alto” para tener otro enfoque y sentirse mejor y más aliviado para seguir adelante. De mindfulness casi no conozco pero se ve muy interesante.

    Me gusta

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s